Visión

MISIÓN

Quatorze tiene por objetivo la promoción, transmisión y experimentación de una arquitectura social y solidaria, de una ciudad ágil y resiliente.

Como organización sin ánimo de lucro, Quatorze sincroniza las energías de la sociedad civil, las instituciones del estado y las universidades, para llevar a cabo proyectos desde abajo (bottom-up).

PEDAGOGÍA

La educación en arquitectura ejercita en el proyectista la noción de transición, proporcionando herramientas para construir hipótesis. Quatorze desarrolla programas de formación profesional, así como cursos de “Diseño-Construcción” entre universidades (Design-Build Studios), con un objetivo claro: una transición hacia la sostenibilidad a base de cambios sociales, ecológicos y económicos.

PRÁCTICA

Quatorze combina el conocimiento teórico y las competencias constructivas. Alejándose de la utopía gracias al co-diseño de sueños factibles. A través de procesos de co-concepción, Quatorze ayuda a las comunidades a identificar sus propios proyectos. Desde poblados chabolistas hasta FabLabs, desde los beneficiarios hasta los responsables públicos, Quatorze trabaja como mediador para hacer hincapié en la creación de espacios comunes.

¿CO?

Co-construcción. ¿Pero de qué «co» hablamos?

Puesto que la construcción es la puesta en conjunto de elementos constructivos, duplicar el «co» implica asociarle varios actores, varias voces para generar un proceso polifónico. ¿Pero cuáles son esas voces? ¿La de la asociación, del arquitecto, del constructor, del profesor, del estudiante, del investigador, del mediador urbano? En la Asociación Quatorze tendemos a hablar con todas esas voces a la vez, ya que nuestros miembros asumen todos estos roles. La legitimidad, si hace falta alguna, a interferir en campos en los que no somos expertos, se infiere de nuestros referentes más notables, Patrick Bouchain y Bruno Latour. Puesto que, como arquitectos, debemos «darnos tantas libertades como a los objetos que estudiamos». Ese placer de «ponernos en el lugar de», consideramos que debemos compartirlo, puesto que adoptar el punto de vista del otro es tener en cuenta su comprensión del mundo. Las experiencias de co-construcción que llevamos a cabo son por lo tanto ejercicios de alteridad. Y cuanto más diferente sea el otro, más es palpable la brecha.

PUBLICACIÓN // “Faire le mur, apprendre commence ailleurs”, juin 2014

LUGARES, ACTORES, REDES

Laboratorio de descentralización

El objetivo de estas acciones es desplazar los actores hacia un tercer lugar. Hacer que de alguna forma los habitantes, asociaciones y estudiantes, junto con los objetos que realizan se conviertan en algo más que actores, que se constituyan como actantes del planeamiento de su entorno. La descentralización opera, por lo tanto, en el nivel de la toma de decisiones. Este desplazamiento es más que una traslación, ya que activa oportunidades de actuar para los grupos que participan, durante un proceso, hacia una realización común. Para ello, los expertos deben bajarse de sus tarimas, y aquellos que normalmente calificamos de no-expertos deben ser considerados como verdaderos amateurs. Una vez descentrados, cada uno debe ejercer el poder que tiene entre las manos y así aprovechar las claves, los códigos. La confrontación permite por si misma definir los límites. Nuestro trabajo consiste, esencialmente, en crear las condiciones en las que confiar responsabilidades a los actores, que normalmente no tienen muchas en lo que respecta a la transformación efectiva de su marco de vida. Para crear estos juegos de negociación, es estrictamente necesario encontrar el grado de responsabilidad correspondiente a aquello que un habitante o un estudiante puede hacer.

PUBLICACIÓN // “Faire le mur, apprendre commence ailleurs”, juin 2014

LA CIUDAD, LA GRAN ESCALA

Ver y manipular para comprender
¿Cómo representar los desafíos urbanos y metropolitanos?

La participación ciudadana tiende a confinarse en escalas locales o micro-locales. Sin embargo, la ciudad como “polis” es un lugar prominente de la formación de un espíritu político: espacio de la alteridad y de la convivencia, ella es hoy en día para la mayoría de los seres humanos el crisol de las condiciones de la calidad de vida y da la autorrealización. “El derecho a la ciudad” es una cuestión que, todavía en nuestros días, no cesa de ser renovada. En este sentido, Quatorze opta por declinar la cuestión de la co-concepción y de la co-construcción a la escala urbana y territorial. Los procesos de metropolización y, más en general, de transformación urbana son hoy en día complejos: los procedimientos son exigentes y las temporalidades a menudo son percibidas como fuera del alcance. Debemos por lo tanto compartir un futuro concreto, en el sentido etimológico de cum-crescere, crecer juntos. Para ello consideramos fundamental permitir que la ciudad se haga visible, como un espacio plástico en el que el devenir sea percibido por la mayoría. Los dispositivos que crea Quartoze en este sentido tienen como objetivo permitir la transformación de un horizonte colectivo informado y comprensivo, de equipar la mirada para permitir el diálogo.

PUBLICACIÓN // “Numérique et territoire en transformation”. Julio 2014, pp.40-44

ACTIVAR EL ESPACIO COMÚN

La fábrica de vivir juntos
Las acciones construidas como pretexto para encontrar diferentes actores

Centrándose en situaciones locales y micro-locales, Quatorze intenta sacar a la luz los desafíos presentes en la realización de “comunes” en el espacio público. Puesto que esta noción hoy en día se ha actualizado e interrogado a causa de la emergencia de las Nuevas Tecnologías de la Información y de la Comunicación, la construcción de objetos de acuerdo colectivo se renueva. Para los contribuyentes en línea, nosotros proponemos la contribución urbana, en la que puedan fabricarse marcos generadores de lugares comunes en función de sus cualidades espaciales y sociales. A los fabricantes de programas informáticos abiertos, les proponemos trabajar en la apertura y ascendencia de programas urbanos. A aquellos centrados en la fabricación numérica les proponemos aliar estas nuevas herramientas con la mano, herramienta ancestral formada por catorce falanges, ágil e indispensable para la articulación del pensamiento y de la acción. Quatorze propone, a través de su modus operandi, la cooperación a través de la fabricación tangible de objetos que pongan de manifiesto la identidad de los lugares específicos en los que trabaja.

Licence Creative Commons Ce(tte) œuvre est mise à disposition selon les termes de la Licence Creative Commons Attribution 4.0 International. Powered by GlopDesign

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?